Alimentación SaludableAprende con HV

Conociendo sobre las dietas ‘detox’

Por 3 Enero, 2020 No hay comentarios

Al inicio de cada año las personas tienen la intención de eliminar de su organismo un poco de los excesos de diciembre y de paso disminuir el peso ganado en las novenas y en todas las festividades celebradas ese mes, por eso durante enero es común escuchar que existen dietas milagrosas o ‘detox’ para lograrlo.

A través de personas que conocemos o de las redes sociales y medios de comunicación vemos que se muestran “tratamientos” de desintoxicación que incluyen masajes, exfoliación de la piel, ayunos, jugos verdes, sueros, lavados intestinales, sesiones en spas y suplementos, pero ¿qué tan riesgoso es iniciar en estos programas sin la asesoría de un profesional en salud?

Estudios demuestran que las principales consecuencias de iniciar un plan de alimentación sin asesoría son:

 

  1. Pérdida de masa muscular: Las dietas ‘detox’ siguen pautas muy variadas, pero en general resultan bajas en macronutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas). Su base son jugos de verduras y algunas frutas. Una dieta hipocalórica debe aportar una cantidad suficiente de macro y micronutrientes para prevenir la pérdida de masa muscular y otras complicaciones.
  2. Déficit de vitaminas y minerales: En este tipo de planes de alimentación excluyen algunos grupos de alimentos, en especial puede haber déficit de vitaminas D, E, K, zinc, hierro y calcio.
  3. Riesgo de cálculos renales: El abuso de batidos verdes puede incrementar el riesgo de cálculos por el excesivo contenido de ácido oxálico presente en algunas verduras como espinacas, habituales en estas bebidas.
  4. Desarrollo de trastornos del comportamiento alimentario: las dietas muy restrictivas, hipocalóricas y sin ninguna guía de un profesional en nutrición, se han asociado al inicio del desarrollo de este tipo de trastornos en especial de anorexia y bulimia.
  5. Uso excesivo de suplementos dietarios: este tipo de planes de alimentación incluyen el uso de vitaminas y minerales de origen sintético que a largo plazo podrían generar algunas complicaciones en la salud. La alimentación saludable provee al organismo de todos los nutrientes esenciales para la vida y la buena salud, además un organismo sano tiene la capacidad de depurar de forma natural los agentes tóxicos a través del hígado. En el hígado sucede gran parte de la neutralización (detoxificación) de sustancias propias o extrañas. Allí tienen lugar varios procesos enzimáticos que se pueden agrupar en dos fases consecutivas: “Fase I y Fase II”. En la primera se inactivan los tóxicos, y en la segunda fase se acoplan sustancias que las hacen solubles, de esta forma pueden viajar al exterior por la bilis, la orina y el sudor.

Actualmente no existe evidencia científica que apoye la utilización de las dietas ‘detox’ para favorecer la eliminación de toxinas o el mantenimiento del peso.

A pesar de que un organismo sano está en la capacidad de eliminar este tipo de sustancias de manera natural, es importante evitar hacer una sobrecarga de sustancias tóxicas que podrían congestionar al cuerpo e implementar hábitos de vida saludables. Estas son algunas recomendaciones:

  • Evite el uso de medicamentos y/o suplementos no formulados.
  • Evite la exposición a petroquímicos ambientales.
  • Evite la exposición a monóxido de carbono.
  • Evite el consumo de grasas trans presentes en algunos alimentos, así como alimentos con una inadecuada técnica de fritura.
  • Evite el consumo de alcohol, cigarrillo y sustancias psicoactivas.
  • Consuma por lo menos 5 porciones entre frutas y verduras al día
  • Realice por lo menos 150 minutos de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, en la semana.
  • Consuma suficiente agua durante el día.
  • Evite malos hábitos del sueño.
  • Evite situaciones de estrés.

Déjanos un comentario