Por: Nathalia Vargas, Nutricionista Harinera del Valle

La alimentación juega un papel fundamental para las mujeres en periodo de embarazo y en su posterior etapa como madres lactantes, ya que los hábitos alimentarios que se tengan están directamente relacionados con su salud y la de su hijo, por eso debe cumplir con estas cuatro características:

  • Completa: incluyendo todos los grupos de alimentos.
  • Equilibrada: contando con las cantidades apropiadas para evitar excesos o déficits.
  • Adecuada: consumiendo alimentos que se ajusten también a las necesidades específicas de acuerdo a la salud de la persona.
  • Deliciosa: mezclando sabores y texturas que hagan más agradable el momento de consumo.

La alimentación durante el embarazo depende del estado nutricional de la madre al inicio de la gestación y de cómo evoluciona la ganancia de peso de la gestante y del bebé en el tiempo.  Por esta razón, es de suma importancia iniciar lo más pronto posible los controles prenatales, inclusive antes de que inicie la gestación, con el fin de evitar carencias nutricionales.

Aunque no se pueden prevenir ciertos problemas hereditarios (hemofilia, fenilcetonuria, etc.), si es posible evitar patologías asociadas a la malnutrición materna, como lo son problemas de crecimiento y desarrollo del bebé, partos prematuros, malformaciones fetales, abortos o una peor recuperación tras el parto. Durante la gestación, las necesidades nutricionales se incrementan para garantizar las demandas energéticas por el desarrollo y crecimiento del bebé y además para la formación de placenta, útero y glándulas mamarias. También, la madre aumentará los depósitos grasos para utilizarlos al final del embarazo, durante el parto y para la producción de leche durante la lactancia.

La evaluación del estado nutricional y la formulación de la alimentación durante el embarazo debe ser guiada por un experto en nutrición, el cual debe tener en cuenta los siguientes factores que puedan comprometer el estado nutricional de la madre gestante: situación económica de privación, tercer embarazo en menos de dos años (pues las reservas maternas se agotan y es difícil que el organismo de la mujer no se resienta en anemias, descalcificaciones, etc.), seguimiento de dieta terapéutica previa al embarazo, malos hábitos alimentarios, consumo de tabaco, alcohol u otras drogas, bajo peso al inicio del embarazo, enfermedades asociadas, embarazos gemelares y embarazadas adolescentes.

Recomendaciones a tener en cuenta:

  • Solicitar valoración por nutrición en la EPS y acudir a todos los controles prenatales.
  • Una alimentación saludable no es sinónimo de alto costo, se debe lograr con el presupuesto de cada madre y bajo las costumbres de cada una de ellas.
  • Seleccionar los alimentos en función de su calidad y no de la cantidad, por el mayor aumento de las necesidades de proteínas, de ciertas vitaminas y minerales.
  • Consumir por lo menos 5 tiempos de comida a lo largo del día: Desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde y cena.
  • No saltarse ninguna comida principal durante el día. Si no se siente apetito, consumir porciones pequeñas durante todo el día.
  • Comer despacio masticando bien los alimentos, en ambiente relajado, tranquilo, evitando distracciones (TV, radio, etc.).
  • Las frutas y verduras deben estar presentes cada día.
  • Asegurar un aporte de líquidos suficiente.
  • Existen algunos alimentos que por su peculiar sabor pueden alterar el olor y el gusto de la leche materna, circunstancia que a veces motiva un rechazo de la lactancia por parte del bebé. Algunos de estos alimentos son condimentos fuertes como pimienta, pimentón, nuez moscada, mostaza, al igual que la cebolla, ajo y verduras de la familia de las coles (repollo, coliflor, brócoli y coles de bruselas), espárragos y alcachofas. Solo se desaconsejan en el caso que la madre detecte un rechazo por parte del bebé.
  • Evitar por completo el consumo de alcohol ya que disminuye el aprovechamiento de ciertos nutrientes (proteínas, hierro, vitaminas del grupo B, calcio), también aporta calorías vacías y su abuso puede provocar malformaciones en el feto. Además, tiene la particularidad de pasar a la leche.
  • Evitar dietas restrictivas y mucho más si son para perder peso.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), en sus guías de alimentación para madres gestantes y lactantes, propone el siguiente esquema de alimentación durante esta etapa, para madres que no tengan recomendaciones especiales de salud. Sugerimos aquí algunas de estas preparaciones involucrando productos de Harinera del Valle acordes a los requerimientos nutricionales:

NÚMERO DE INTERCAMBIOS DE CADA GRUPO DE ALIMENTOS

GRUPOS DE ALIMENTOSGESTANTESMADRES EN LACTANCIACANTIDADES EQUIVALENTES
Un intercambio de cada grupo de alimentos equivalente a:
1° Trimestre2° Y 3° Trimestre
Número de intercambios al día
1. Cereales, raíces, tubérculos y plátanos77 ½8 ½½ pocillo de arroz cocido.
1 plato de sopa que tenga como base harina de trigo Haz de Oros, avena, maíz o cebada.
1 arepa con Doñarepa Fibra, Blanca, Amarilla o del Campo
1 tortilla integral Haz de Oros.
1 pocillo de Pastas La Muñeca.
2 tostaditas Santa Clara.
1 pancake hecho con Mezcla Lista para Pancakes Light Haz de Oros.
2 papas comunes medianas o 10 criollas.
½ plátano mediano o 2 astillas de yuca.
2. Hortalizas, verduras, leguminosas verdes222½ pocillo de zapallo o ahuyama o 1 zanahoria mediana.
½ remolacha.
1 pocillo de verduras cocidas (espinaca, acelga, habichuela).
2 cucharadas soperas de arveja o 1 de frijol.
3. Frutas4441 pocillo de uchuvas o una tajada de piña mediana.
½ banano o naranja o toronja.
1 mandarina grande o pera, mango, manzana o zapotes pequeños.
2 guayabas, curubas, duraznos o 1 maracuyá o 1 granadilla mediana.
1 pocillo de papaya, fresas o moras.
2 pocillos de pitaya o melón.
4. Carne, vísceras, pollo, pescado, huevo, leguminosas secas.222 ½1 pedazo mediano delgado de carne de res, ternera, hígado o pescado (20g).
1 pernil. 1 pierna o ½ pechuga de pollo.
2 cucharadas de atún.
¾ de pocillo de frijol, lenteja o garbanzo seco (preparados).
1 huevo.
5. Leche, kumis, yogurt, queso22 ½31 vaso o pocillo de leche, kumis o yogurt.
1 tajada grande de queso descremado o 1 pequeña de queso con crema.
6. Grasas8881 cucharadita de aceite o esparcible Canola Life.
1 cucharadita de aceite de oliva Bucatti.
1 cucharadita de mayonesa.
1 tajada pequeña de aguacate o 1 trozo pequeño de coco.
1 cucharada de maní o 2½ cucharas de crema de leche.
7. Azúcares y dulces5551 cucharadita de syrup Haz de Oros.
1 mini Brownie Mama-ía (18 g)
2 cucharadas de azúcar o ½ bocadillo o 3 cucharadas de helado.
½ pastilla de chocolate dulce o 1 panela de leche o ½ cocada o 1 cucharada de mermelada o arequipe.

Déjanos un comentario